Cheesecake cruda de higos

Quería hacer una receta que mostrara lo fácil que es hacer un postre delicioso, muy dulce y absolutamente sano. Un postre que aporte a nuestra dieta en lugar de restar… Y se me ocurrió hace unas semanas hacer esta receta que por fín he tenido tiempo de subir a la web: Una tarta de queso (sin queso) con el maravilloso dulzor de los higos 🙂

Mi versión combina higos secos y frescos pero fuera de la temporada de higos podemos hacerla sólo con higos secos y queda igual de rica. Os va a sorprender su cremosidad y la combinación de sabores. Y aunque parece complicada de elaborar, no es así. Sólo necesitarás conseguir todos los ingredientes y seguir la receta paso a paso (acordándote de dejar en remojo los higos y frutos secos desde la noche anterior). Además al final de la receta doy alternativas a todos los ingredientes conflictivos para que no tengas ningún impedimento para disfrutarla si no encuentras algo de la lista.

 

Cheesecake cruda de higos
Raciones 2
Sin gluten - Sin azúcar - Sin harinas - Sin soja - Sin horno - Crudivegana - Repleta de nutrientes y antioxidantes
Comparte tu opinión
Imprimir
Ingredientes
  1. • 5-6 higos secos
  2. • 5-6 nueces peladas
  3. • Media taza de anacardos crudos
  4. • 2 cucharadas de coco rallado
  5. • 2 cucharadas de semillas de chía
  6. • 3 cucharadas de aceite de coco
  7. • 1 g de agar en polvo o copos
  8. • 100 ml de zumo de manzana sin azúcar
  9. • 2 cucharadas de levadura nutricional o de cerveza desamargada
  10. • 1 pizca de vainilla en polvo o extracto
  11. • 5-6 cucharadas de sirope de agave
  12. • 2 cucharadas de zumo de limón
  13. • 2-3 higos frescos o secos
  14. • Agua
Instrucciones
  1. Poner en remojo los higos secos, las nueces y los anacardos en boles separados desde la noche anterior (o al menos 8 horas).
  2. Batir/procesar los higos rehidratados junto con las nueces, las semillas de chía, el coco y el aceite de coco hasta tener una pasta pegajosa y moldeable. Si está muy seco le añadimos un chorrito de agua pero sin pasarnos porque la pasta resultante tiene que quedar seca.
  3. Cocer el zumo de manzana con el agar durante 2-3 minutos. Batir los anacardos escurridos con la vainilla, la levadura, el sirope de agave, el zumo de limón y un poco del zumo de manzana con agar ya tibio. Vamos batiendo/procesando y añadiendo zumo hasta tener un crema espesa y sin trocitos. Ponemos a punto de dulzor añadiendo más sirope si nos gusta más dulce.
  4. Ponemos en una bandejita un trozo de papel de horno (papel cera) o film y encima colocamos moldecitos de metal redondos y altos (sin fondo). Colocamos un poco de la pasta de higos secos y apretamos con los dedos o una cucharita hasta que quede prensado. Terminamos de rellenar con la crema de anacardos. Tiene que quedar ¼ de pasta de higos por ¾ de crema de anacardos. Metemos en el congelador una hora.
  5. Servimos con rodajas de higos frescos por encima (o rehidratamos unos higos secos y cortamos unas rodajitas). También podemos servir por encima con rodajitas de plátano y espolvorearle una pizca de canela, cacao en polvo o harina de algarroba.
Alternativas
  1. Podemos sustituir el aceite de coco por manteca de cacao derretida.
  2. Podemos sustituir a los anacardos por coquitos (nueces de Brasil) o nueces de macadamia.
  3. Podemos sustituir las semillas de chía por semillas de amapola.
  4. Si no tienes zumo de manzana fresco, puedes usar otro zumo fresco que te guste o agua.
The Food Therapy http://www.thefoodtherapy.info/
Share This