Tortitas de quinoa y sarraceno con mermelada express crudi

Combinando los granos de sarraceno con la leche de quinoa lograremos unas tortitas sin gluten, muy rápidas y cargadas de enzimas y proteínas, que nos abren la puerta muchísimas combinaciones deliciosas en el desayuno. Lo único que debemos recordar es poner un día antes las semillas de trigo sarraceno en remojo con agua del tiempo. Y en lugar de las azucaradas mermeladas industriales, usa tus frutas favoritas de temporada para hacer una mermelada cruda y exprés llena de vitaminas y vida.

Tortitas de quinoa y sarraceno activado con mermelada express crudi
Sin gluten / Sin soja / Sin harina / Sin azúcar / Bajo índice glucémico
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
15 min
Tiempo de prepa.
15 min
Ingredientes para las tortitas
  1. • Media taza de trigo sarraceno
  2. • Media taza de leche de quinoa
  3. • Una cucharada de sirope de agave
  4. • Una pizca de sal
Ingredientes para la mermelada cruda
  1. • Unas fresas
  2. • Una rodaja de piña madura
  3. • Medio limón
  4. • Sirope de agave
  5. • Una pizca de vainilla
Instrucciones
  1. Poner en un bol el trigo sarraceno y cubrir con agua del tiempo. Tapar con un plato y dejar entre 12-24 horas a temperatura ambiente.
  2. Escurrir y enjuagar el trigo sarraceno. Batir con la leche de quinoa, el sirope de agave y la pizca de sal. Ir añadiendo la leche poco a poco hasta tener la textura espesa y fluida adecuada (que recuerde a una bechamel fluida).
  3. Hacemos la mermelada picando las fresas y la piña en trocitos muy pequeños. Si queremos que quede con una textura más espesa y fácil de untar podemos aplastar la mitad de las fresas (las más maduras) junto con sirope de agave y un chorrito de zumo de limón (al gusto). Mezclamos todo y reservamos para que macere mientras hacemos las tortitas.
  4. Engrasar con un papel levemente engrasado con aceite de oliva una sartén y calentar. Es muy importante que la sartén esté caliente antes de poner la masa. Agregar un poco de masa en la sartén y con la ayuda de una cuchara extender y dar forma redonda (debe queda una capa gruesa, así que no hay que extender mucho). Cuando veamos que los bordes tienen color (tardarán a fuego medio de 1-2 minutos) las damos la vuelta con una espátula. Hay que ir con cuidado para que no se rompan.
Notas
  1. El truco para que las tortitas no se rompan, además de una buena sartén anti adherente, es que las tortitas se pongan en la sartén bien caliente (después se baja un poco la temperatura) y que se dejen lo suficiente antes de dar la vuelta.
The Food Therapy http://www.thefoodtherapy.info/
Share This