Ricotta de anacardos y cebolleta

Este queso crudivegano es muy fácil de hacer ya que no necesita cocción, utiliza pocos ingredientes y no necesitamos moldes ni hace falta ninguna herramienta especial más allá de la batidora. También es uno de los más sabrosos e idóneos para rellenos y sándwiches. Lo ideal es elaborarlo con anacardos crudos ya que por su sabor y untuosidad van a darnos el mejor resultado aunque también podemos utilizar nueces de macadamia o nueces de brasil y conseguir la misma textura.

Ricotta de anacardos y cebolleta
Sin gluten / Sin soja / Sin azúcar / Crudo
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de prepa.
10 min
Ingredientes
  1. • 1 taza de anacardos crudos puestos en remojo
  2. • 2 cucharadas de levadura nutricional
  3. • 2 cucharadas de zumo de limón
  4. • 2 cucharadas de tahini blanco
  5. • Sal marina y pimienta negra (al gusto)
  6. • Un chorrito de aceite de oliva virgen
  7. • Cebolleta picadita o cebollino fresco
Instrucciones
  1. Poner los anacardos en remojo durante al menos 4 horas (o la noche anterior en la nevera).
  2. Meter los anacardos escurridos, la levadura, el tahini, el zumo de limón, el aceite, la sal y la pimienta molida en el vaso de la batidora. Agregar agua poco a poco e ir batiendo hasta tener una textura untable y cremosa. Mezclar la cebolleta o cebollino picado. Guardar en la nevera y en un recipiente hermético para que dure más tiempo. Dejar reposar al menos un par de horas mejor antes de comer así el queso toma el sabor del cebollino o cebolla.
Alternativas
  1. Si no conseguimos cebolleta o cebollino, o preferimos darle un sabor más suave podemos utilizar 1 cucharada de cebolla deshidratada.
Tiempo de conservación en nevera
  1. 1 semana
The Food Therapy http://www.thefoodtherapy.info/
Share This