Aquí tenemos una forma de transformar una aburrida patata y remolacha en un original entrante para animar nuestras comidas (sin trabajar tampoco mucho). El contraste de la suavidad de la patata, el dulzor de la remolacha y el frescor de los brotes de alfalfa combinan a la perfección con la explosión de sabor de la cebolla confitada.
 
Montados de remolacha y patata con cebolla confitada al cilantro 1

 
 

Montados de remolacha y patata con cebolla confitada al cilantro
Sin gluten / Sin soja / Sin harinas / Sin azúcar / Bajo en grasas
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
15 min
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de cocción
15 min
Ingredientes
  1. • 2 patatas medianas
  2. • 1 remolacha cocida
  3. • 1 cebolla
  4. • ½ manzana
  5. • Zumo de limón
  6. • Media cucharadita de semillas de cilantro (enteras o molidas)
  7. • Brotes de alfalfa
  8. • Semillas de amapola
  9. • Aceite de oliva virgen
  10. • Sal marina
Instrucciones
  1. Cocer las patatas al vapor con sal. Cortar la cebolla en una juliana fina. Rallar media manzana (con la parte gruesa del rallador) y regar con un poquito de limón. Si no tenemos las semillas de cilantro molidas las machacamos en el mortero o las pasamos por el molinillo.
  2. Poner la cebolla en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva, a pochar a fuego suave hasta que esté transparente. Añadir el cilantro molido, un toque de sal y la manzana rallada. Dejar un par de minutos más hasta que la manzana se ablande.
  3. Pelar las patatas y cortar junto con la remolacha en rodajitas finas. Montar ya en los platos capas de patata y remolacha hasta tener una torre. Coronar con un poco de la cebolla confitada y con un puñadito de brotes de alfalfa. Espolvorear con semillas de amapola y... ¡A comer!
The Food Therapy http://www.thefoodtherapy.info/
Share This