Hay pocos superalimentos tan baratos, nutritivos y variados como los germinados. Un alimento vivo tan lleno de enzimas y micronutrientes que una vez que entre en nuestra dieta, la llenará de salud, energía y sabor. Pero encontrar en el mercado más de las 4 variedades más comunes es todo un reto. Además los brotes comercializados no suelen ser ni muy baratos ni suelen estar ya tan frescos. Sin la necesidad de invertir en costosas máquinas ni invadir el poco espacio de nuestra cocina, podemos elaborar nuestro pequeño huerto de hasta 6 germinados de forma que cada semana tengamos un buen y variado aprovisionamiento. Sólo hay que elegir 3 de nuestras variedades favoritas de cereales o legumbres y 3 variedades de semillas pequeñas o que usemos en menor cantidad como las picantes.

Necesitamos: 

  • 3 botes de boca ancha de un litro
  • 3 botes de boca ancha de 1/2 litro
  • 1 rollo de tela mosquitera flexible blanca
  • 6 bandas elásticas gruesas
  • 1 escurridor de platos en V de dos pisos (de madera o plástico)
  • 1 bandeja escurridora

 

 sprouts_2

 

 

 

 

 

 

 

Instrucciones:

Colocamos el escurridor en un lugar de la cocina alejado de fuentes directas de luz o calor y a ser posible cerca del fregadero.

Colocamos la cantidad justa de semillas en cada bote (un puñadito en los grandes y una cucharada en los pequeños) y tapamos con un cuadrado de la tela de mosquitera sujeto con una banda elástica.

Los dejamos en un rincón hasta que terminen sus respectivas horas de remojado.

A medida que estén listos les escurrimos el agua a través de la mosquitera y los vamos colocando boca abajo en el escurridor con cuidado que las semillas y granos estén más o menos repartidos a lo largo del frasco y no amontonados sobre la base de mosquitera. Ponemos los botes grandes apoyados en la parte de arriba del escurridor y los botes pequeños en la parte de abajo.

Vamos enjuagando y escurriendo los germinados al menos una vez al día.

NOTA: Si hemos colocado los brotes en una zona que le da mucha luz, sólo hasta que comience la germinación, podemos cubrir nuestro huerto con un paño fino que proteja de la luz pero que permita la circulación de aire por todas las rejillas de los botes.

 

 

Share This