El pesto light perfecto (y vegano)

El pesto, mmnn… Esa deliciosa salsa fría que es capaz de dar vida a la más aburrida de las pastas o ensaladas. Y es una salsa mundialmente conocida super fácil y rápida de hacer… y de la que debe haber unas 100.000 versiones 🙂

Yo llevo años perfeccionando el mío para dar con uno que me parezca “perfecto”  (aunque sé que tal cosa no existe porque está en el paladar subjetivo del que lo prueba :-P) y que sea además muy sano. Mi receta de pesto lleva muchos ingredientes porque busca un equilibrio de sabores y que tenga riqueza de matices, y además está cargado de vitaminas y ácidos grasos saludables porque mimar el paladar sin mimar nuestro cuerpo y salud es como dejar las cosas a medias…. 😀

El pesto light perfecto
Sin gluten - Sin soja - Sin azúcar - Bajo en grasas - Crudo - Rico en vitamina B
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
10 min
Tiempo de prepa.
10 min
Ingredientes
  1. 1 manojo de albahaca
  2. 1 manojo de perejil
  3. 1 puñado de nueces (unos 50 gramos)
  4. 2 cucharadas de piñones
  5. 3-4 cucharadas de levadura nutricional (o de cerveza desamargada)
  6. 1 dientes de ajo
  7. El zumo de medio limón (3-4 cucharadas)
  8. 3 cucharadas de aceite d oliva virgen extra
  9. 50 ml. aceite de oliva virgen
  10. ½ cucharadita de sal
  11. Una pizca de pimienta negra
  12. ½ cucharadita de orégano (o mejorana)
  13. Agua
Instrucciones
  1. Dejar la noche anterior las nueces en remojo (opcional). Lavar bien las hojas y separarlas de sus ramas. Tostar los piñones un par de minutos en una sartén.
  2. Meter las hojas de albahaca y perejil en un vaso de batir o procesadora de alimentos. En la receta no viene cantidad exacta pero sería unas 3 ramas de cada más o menos. Hay que buscar que la proporción sea de un 50/50 de cada una (aprox.)
  3. Incorporar el resto de los ingredientes, medio vasito de agua y batir. Si nuestra batidora no es muy potente picaremos antes los frutos secos y después seguiremos con el resto. Si queda demasiado espeso metemos más agua y ponemos a punto de sal.
Alternativa
  1. SI no tenemos perejil podemos sustituirlo por rúcola o berros.
Truco
  1. Al dejar las nueces en remojo unas horas hacemos que sean más fáciles de digerir y que nuestro cuerpo absorba mejor sus nutrientes.
Idea
  1. Podemos servir este pesto sobre unos espaguetis crudos de calabacín que quedan genial y son muy saciantes. SI no tenemos espiralizadora, usamos el pelador para sacar tiras (no usamos el corazón del calabacín más esponjoso).
Conservación
  1. Este pesto te aguanta una semana en la nevera en un tarro de cristal con tapa o recipiente hermético.
Versión no light
  1. Si no quieres hacerlo light sustituímos las 3 cucharadas de aceite por medio vasito de aceite de oliva virgen y medio vasito de aceite de oliva suave. Esto es una manera de que el pesto tenga sabor y propiedades sin que el amargor del aceite lo invada todo. Completamos con un poco de agua al batir para emulsionar la crema.
The Food Therapy http://www.thefoodtherapy.info/
Share This