Este agua está cargada de minerales y la fuerza de los rayos del sol. Es perfecta para:

  • Ir bebiendo a lo largo de un día caluroso en el que sudemos mucho…
  • Para recargar minerales durante o después de una sesión de entrenamiento…
  • Para llevar en un día de caminata por el monte o en la playa…
  • Dentro de una dieta depurativa…
  • Para cualquiera que quiera refrescarse sin llenar el cuerpo de aditivos y azúcares malos….

Sólo hay que dejarla unos minutos bajo el sol para que macere y se cargue de su fuerza, y después la metemos en la nevera para que se enfríe (y nos refresque desde dentro).

 

Preparando el agua

Nuestro agua tomando el sol 😀

Agua reconstituyente de sol
Sin aditivos / Sin azúcar / Ligera / Cargada de minerales y antioxidantes / Depurativa / Isotónica
Comparte tu opinión
Imprimir
Ingredientes
  1. • 1 litro de agua
  2. • ½ cucharadita de sal rosa del Himalaya
  3. • ½ limón bio
  4. • ½ pepino pequeño
  5. • 1 ramita de perejil
  6. • 1 trocito de jengibre
  7. • 1 cucharada de chía
Instrucciones
  1. Lavar muy bien el perejil y separar sus hojas. Cortar el limón y el pepino en rodajitas. Si no son bio los pelamos antes. Cortar también el jengibre en rodajitas o trocitos.
  2. Mezclar con el agua la sal y las semillas de chía. Incorporar el perejil y las rodajas de jengibre, pepino y limón. Mezclar bien.
  3. Dejar reposando entre 5 y 10 minutos al sol. Remover de nuevo, aplastando un poco el limón para que suelte jugo y meter en la nevera a enfriar.
Notas
  1. Lo ideal es usar agua filtrada o alcalinizada, pero no todo el mundo tiene acceso a estas máquinas ya que son caras. Así que si vivimos en una zona de mar o con un agua "mala" mejor será usar agua mineral.
The Food Therapy http://www.thefoodtherapy.info/
Share This