Si hay una bebida que con la llegada del calor ve triplicado su consumo es la cerveza. En paralelo surgen todas esas dudas entre los que aman la cerveza pero quieren llevar una alimentación saludable:

¿Cerveza si? ¿Cerveza no? ¿Es sano si no me paso en las cantidades? ¿La sin alcohol es mejor? ¿Cual es la cerveza más saludables?…

Es un hecho que en general el alcohol no es aconsejable. Y en particular muchos por su situación vital o patologías deberían evitarlo totalmente. No hay dudas también que es muy calórica y que lo ideal es decantarse por los alcoholes de baja graduación y tomar en pequeñas cantidades. Pero me quiero centrar en lo práctico y separar los aspectos positivos y negativos concretos de la cerveza:

 

En contra (a parte de lo anteriormente mencionado):

  • El excesivo gas en la cerveza contribuye a la distensión abdominal e interfiere en la correcta digestión de los alimentos que la acompañan.
  • El efecto diurético del alcohol favorece la deshidratación, así que además de moderar su consumo no viene mal recordar un truco: beber medio vasito de agua entre cada cerveza.

A favor:

  •  La cerveza posee valiosos polifenoles y un interesante aporte de vitaminas del grupo B. También destaca su contenido de fósforo y calcio.
  • Su alto contenido en agua, bajo contenido en sodio y nulo aporte de grasas la convierte en pequeñas dosis en una de las mejores opciones para dietas hipocalóricas dentro del mundo de las bebidas espirituosas, aunque lo más adecuado estando de dieta sería decantarse por las alternativas sin alcohol que reducen hasta por cuatro el contenido calórico.
  • Parece que se están realizando estudios que apuntan a que la cerveza puede tener una influencia positiva sobre el sistema inmune (vamos a darle tiempo a esos estudios para tener las cosas más claras…)

 

Las mejores: Sin pasteurizar ni filtrar

 

logoLos modernos procesos de pasteurización a los que son sometidas las cervezas destruyen parte del sabor y de las propiedades del lúpulo y además, con el posterior filtrado, estamos perdiendo mucha fibra y nutrientes. Así que si buscamos una cerveza muy saludable y llena de vida deberíamos decantarnos por una cerveza artesana que no haya sido pasteurizada ni filtrada. Estas cervezas son tratadas con mimo ya que al ser un alimento vivo perderían propiedades al ser expuestas a temperaturas altas o a la luz solar directa. También deben ser almacenadas en vertical para que los sedimentos de levadura se queden en el fondo y no la enturbien y siempre en la nevera ya que al ser fresca tienen una fecha de caducidad más corta. Los líderes en la producción y comercialización de este tipo de cervezas son los belgas y alemanes que poseen alguna de las mejores variedades no pasteurizadas del mercado. En España y de manera más tímida empezaron hace unos años a asomarse al mercado algunas cervezas no pasteurizadas como la”Moritz Alfa”, que recuperó la fórmula original de 1856, y cada vez hay más marcas que apuestan por esta manera de producción cervecera.

 

Cervezas diferentes y bio

mongozoDentro del mundo de las cervezas bio encontramos opciones muy sorprendentes y saludables como las sin alcohol que no tienen nada que envidiar a las alcohólicas o las veganas como la artesana Veer que no usan gelatinas de pescado para el proceso de clarificación como otras marcas.

Asombran también las que incorporan semillas cáñamo como la Cannabia, que aporta su inconfundible sabor pero sin ninguno de sus componentes psicoactivos. Mención especial a la cerveza orgánica holandesa Mongozo que además es de comercio justo y nos da la posibilidad de degustar variedades muy conocidas en el continente africano como la de banana, típica de los masai de Kenia, y otras más exóticas como la de coco, la de mango, la de dátil o la de quinoa.

No debemos olvidar aptas para celiacos que vienen sin gluten (o con un nivel de gluten por debajo de los 20 ppm) y que suelen incorporar otros cereales como el mijo, sorgo, arroz o el trigo sarraceno. En España hay varias opciones como la Ambar, la Daura Damm o la Mongozo sin gluten que lo tiene todo porque además es bio y de comercio justo 🙂

 

Recuadro nutricional de la cerveza (100 ml)

ELEMENTO CONTENIDO % CDR
Calorías 41
Proteínas 1 g
Fibra 1-2 g
Vitamina B3 0,45 mg 3,2
Vitamina B2 0,03 mg 2,7
Vitamina B1 0,01  mg 0,9
Fósforo 12  mg 1,71
Calcio 5 mg 0,5

 

Guiness

Y para los que todavía no tienen muy claro como tomar cerveza de manera saludable ahí os dejo una sugerencia muy sanita y refrescante para disfrutar de esta bebida sin culpa:

Sangría de cerveza bio sin alcohol y macedonia de frutas

Una alternativa mucha más rica, sana y refrescante que la sangría original.

Ingredientes

  • 1 litro de cerveza sin alcohol
  • El zumo de 2 limones
  • 1/2 limón bio
  • 5 uvas negras
  • 1 rodaja de piña madura
  • 1 rodaja de melón
  • 6 fresas
  • 2 cucharadas de fructosa o sirope de agave (opcional)

 

Elaboración

  1. Cortamos las uvas por la mitad y les quitamos las pepitas. Cortamos el melón y la rodaja de piña en taquitos (quitando el centro más leñoso de la piña). Cortamos las fresas en cuartos y medio limón rodajitas finas.
  2. Mezclamos la cerveza con el zumo de limón y los trocitos de fruta. Dejamos reposando en la nevera al menos media hora antes de servir para que la fruta macere. 

 

Share This