Este caldo es perfecto para los días de más frío o cuando el cuerpo nos pide un líquido mágico que nos ponga a punto. También es perfecto para recuperarnos de resfriados, gripes y estados de decaimiento en general.

Caldo revitalizante para el alma
Sin gluten / Sin soja / Sin azúcar / Rica en nutrientes
Comparte tu opinión
Imprimir
Tiempo de prepa.
15 min
Tiempo de prepa.
15 min
Ingredientes
  1. 1 cebolla roja
  2. 1 puerro
  3. 2 ramas de apio
  4. 2 zanahorias
  5. 1 mazorca de maíz fresca
  6. 1 trozo de calabaza
  7. 2 tomates maduros
  8. 4 dientes de ajos machacaos
  9. 1 trozo de jengibre
  10. 2 ramitas de perejil
  11. 2 hojas de laurel
  12. 1 ramita de tomilllo (o cucharada)
  13. 1 trozo de alga kombu
  14. 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
Instrucciones
  1. Cortar en cuadraditos la cebolla roja, el puerro y el apio. Hacer rodajas con la zanahoria pelada y trocear la mazorca. Cortar la calabaza pelada en trozos y los tomates en cuartos. Pelar los dientes de ajo y golpearlos para que se rompan. Poner en una olla grande 3 cucharadas de aceite y poner a fuego medio. Poner la cebolla, el puerro y el apio cortado y remover un par de minutos hasta que se saltee todo. Añadir el resto de los ingredientes y cubrir con el triple de agua al menos. Cuando empiece a hervir bajar el fuego y dejar 1 hora. Después colamos y prensamos bien todas las verduras para que se extraiga todo su sabor y las descartamos. No ponemos a punto de sal hasta que la calentemos para servir porque podemos sustituir la sal por miso.
Notas
  1. La verdura de la sopa es mejor descartarla porque ha perdido casi todos sus nutrientes pero lo que sí podemos reservar para comernos luego son los trozos de mazorca.
The Food Therapy http://www.thefoodtherapy.info/
Share This