indianspicesLa cocina india pese a la complejidad de sus combinaciones y la larga lista de ingredientes que componen cada uno de sus platos es de alma sencilla y no requiere de manos expertas para ser realizada con éxito. No es necesario contar con todos los elementos que exigen la elaboración de sus recetas, basta con aprovisionarnos de ciertas especias claves que cambiarán totalmente la personalidad del plato. Y es que el truco del éxito de la cocina hindú reside precisamente en la sabia mezcla de semillas, raíces, corteza, hojas o resinas.

            Es importante no tenerle miedo a los sabores nuevos: Hay que lanzarse sin miedo a esta aventura gastronómica que no defraudará a los paladares más intrépidos. Pero las razones para incluirlas en la dieta van más allá de las de mimar los sentidos. Cada una de estas especias atesora propiedades terapéuticas muy valiosas que no debemos pasar por alto.

            Para sacarles el mayor partido, tal como lo hacen en la india, deberíamos comprarlas enteras y molerlas en el momento, y si queremos potenciar su sabor bastará con saltearlas ligeramente antes de utilizarlas o al comenzar la elaboración del plato. Entre las principales especias que no deben faltar en nuestra despensa son:

 

CurryEl curry: El curry no es una especia como algunos piensan sino una mezcla de diferentes especias, hierbas y semillas machacadas que componen una saludable combinación que en algunos casos puede llegar a contener hasta 21 ingredientes. Alguno de estos son, entre otros, las hojas de curry, el macís, la cúrcuma, el cardamomo, las semillas de fenogreco, las semillas de mostaza, la canela, el clavo, el comino, el jengibre, la nuez moscada, el cilantro, la guindilla o la pimienta de cayena. Entre las principales virtudes de este condimento destaca su capacidad de activar la circulación y la digestión, su poder antibacteriano y antioxidante y sus propiedades anticancerígenas. Por todas estas razones y su capacidad para transformar cualquier insípido plato en una fiesta para el paladar, el curry debería estar más presente en nuestra dieta habitual.

 

jengibreJengibre: Es uno de los ingredientes esenciales de gran parte de los platos de este país, y responsable de darle un toque picante a muchas salsas y currys. Se debe usar fresco, pudiéndose elaborar una pasta que emplearemos en la elaboración de un sinfín de recetas. En muchas regiones de la India lo toman en forma de té para aliviar afecciones de garganta o nauseas.

 

cominoComino: Aunque es una especia utilizada en nuestro país, en la india usan una variedad de comino negro más desconocida en Europa. Es importante no abusar de las cantidades ya que su sabor fuerte y levemente amargo puede anular el del resto de las especias. Es muy rico en ácido linoléico y todo tipo de vitaminas, además de ser un buen antiiflamatorio y antiparasitario.

 

clavoClavo: Es un condimento clave del “Garam Masala”, mezcla de especias muy utilizada en la India y forma parte de infinidad de postres. Por sus propiedades carminativas es perfecto para añadir a los daal, puré de lentejas, ya que mejora la digestibilidad de las legumbres. También posee propiedades aperitivas y diuréticas.

 

cardamomoCardamomo: El más apreciado en esta cocina es el verde por ser el más aromático. No sólo se  usa en los tradicionales currys sino también en platos de arroz y postres. En la medicina india se utiliza para aliviar el dolor de cabeza y las náuseas.

 

CurcumaCúrcuma: Responsable del característico color del polvo de curry, la cúrcuma es una de las especias estrella de la cocina india. Se trata de una raíz desecada que no se debería utilizar combinada con verduras verdes ya que las tiñe de gris. Empleada para mejorar afecciones urinarias y problemas hepáticos, últimamente está adquiriendo una gran relevancia en el mundo de la investigación contra el cáncer por sus propiedades antitumorales.

 

cilantroCilantro: Las hojas frescas de la planta de cilantro o sus semillas secas, son dos ingredientes muy utilizados en la cocina india que además de su particular y potente sabor aportan a la dieta sus propiedades estimulantes y estomacales.

 

mentaHojas de menta: Son con las hojas de cilantro una de las hierbas más populares. Se utilizan principalmente para elaborar los “Ratias”, unas salsas frías de yogur y pepino que contrarrestar el picante de los currys. Secas también se usan para preparar adobos. Por su acción estimulante sobre los jugos gástricos facilitan la digestión.

 

También hay otras especias más desconocidas que ya se pueden encontrar en las tiendas de alimentación oriental y que nos abrirán nuestros horizontes culinarios:

 

asafoetidaAsafétida: Se trata de una resina de una planta de la familia del hinojo. Hay que usarla con mesura ya que tiene un aroma muy fuerte que en principio puede desagradar, aunque una vez cocinada este olor desaparece. Es un sustituto muy interesante para el ajo y la cebolla, y aporta propiedades laxantes y carminativas.

 

anis-estrelladoAnís estrellado: Aunque originaria de China, la cocina India la ha adoptado tanto en platos salados como dulces. Tiene un sabor más fuerte y aromático que las semillas de anís. Es antiespasmódico y un excelente digestivo.

 

FenogrecoSemillas de Fenogreco: Estas semillas forman parte de currys, chutneys y ensaladas. Tienen un sabor muy amargo por lo que hay que tostarlas un poco antes de usarlas. Si las cocemos las podemos comer como si fueran una legumbre aportando a cualquier plato un ligero sabor a vainilla. Regula el metabolismo y es hipoglucémica.

 

tamarindoTamarindo: Se le conoce también como dátil de la India, y es la pulpa pegajosa que rodea las semillas contenidas dentro de unas grandes vainas marrones. Tiene un sabor muy particular entre dulce, ácido y agrio que da un sabor único a chutneys y sopas. Es una buena fuente de vitaminas y en la medicina ayurvédica se lo utiliza para problemas estomacales.

 

Hojas curryHojas de curry: Aunque se parecen mucho a las hojas del laurel, las hojas de curry provienen del árbol asiático “Murraya koenigri”. Sus aceites son muy volátiles con lo que es recomendable utilizarlas frescas o en su defecto congeladas para beneficiarse de todo su aroma y propiedades tónicas, digestivas y ligeramente laxantes.

 

Share This